Baylor Heart Hospital Plano - Five Star Treatment For Your Heart. And You
 
5-Star Difference
For Patients & Visitors
For Health Professionals
Medical Specialties
Login
Return to the Homepage
Physician Finder
Pre-Registration
Email Executive Leadership
5-Star Careers
My Personal Login
Newsletter Sign-up

Quick Links

  • The Heart Hospital

    Baylor Plano

    1100 Allied Drive
    Plano, TX 75093
  • The Heart Hospital

    Baylor Denton

    2801 S. Mayhill Road
    Denton, TX 76208
  • Appointments and Referrals

    1.800.4BAYLOR
  • For Assistance in Reaching a Patient

    469.81HEART
    (469.814.3278)
  • Toll-Free
    877.814.4488



Derivación o revascularización quirúrgica (bypass)
 
Información básica
La placa aterosclerótica puede acumularse en las arterias y bloquear el flujo normal de sangre, lo que limita la cantidad de sangre que llega a los tejidos del cuerpo.
La cirugía de derivación arterial coronaria es un procedimiento que puede mejorar el flujo sanguíneo reencaminando la sangre alrededor de una porción de arteria que está angostada o bloqueada por placa.
La derivación quirúrgica se realiza más frecuentemente en las arterias de las piernas.
A medida que las personas envejecen, la placa formada de colesterol y otras grasas (lípidos), calcio, y tejido cicatricial fibroso puede acumularse en las paredes interiores de las arterias. Los depósitos de placas pueden agrandarse haciendo que las arterias se angosten y endurezcan, proceso llamado aterosclerosis o endurecimiento de las arterias. Este angostamiento disminuye el flujo sanguíneo y puede dar lugar a niveles de oxígeno insuficientes en los tejidos del cuerpo, conocido como isquemia. Una pequeña porción de placa suelta o un coágulo sanguíneo que se aloje en una arteria angostada, lo cual se denomina embolismo arterial, puede también interrumpir el flujo sanguíneo y causar isquemia.

La isquemia que resulta de arterias angostadas y bloqueadas en la pierna puede causar dolor en pies y dedos, úlceras de piel, y en situaciones extremas, entumecimiento y debilidad muscular. Cuando las arterias que proveen de sangre al corazón o al cerebro de una persona se bloquean, y se produce isquemia, es posible que se produzca un ataque cardiaco o accidente cerebrovascular. Para impedir estas consecuencias, el médico puede realizar una derivación quirúrgica para redireccionar la sangre y mejorar el flujo sanguíneo alrededor del segmento bloqueado de la arteria.

En la derivación quirúrgica (bypass), los médicos hacen una nueva conexión entre las arterias usando un injerto de vaso, que se hace a partir de una porción de la propia vena de la persona o es un tubo de tela sintética. El injerto de vaso crea una desviación, permitiendo que la sangre desvíe cualquier bloqueo.

Los médicos hacen derivaciones más comúnmente en las piernas. La derivación quirúrgica para una enfermedad arterial de la pierna, generalmente implica redireccionar la sangre desde la arteria femoral en el muslo hacia otra arteria en el muslo, rodilla, pierna inferior, o pie.

Otras arterias involucradas en la derivación vascular quirúrgica pueden ser:
  • La aorta;
  • La arteria subclavia del hombro;
  • Las arterias vertebrales de la columna vertebral;
  • Las arterias ilíacas, que se encuentran en la pelvis; y
  • Las arterias renales (riñones).
¿CUÁNDO SE INDICA EL PROCEDIMIENTO?

Los médicos primero intentan tratar la enfermedad arterial aterosclerótica prescribiendo cambios en el estilo de vida, tales como ejercicio regular, cambios en la dieta, y control de factores de riesgo tales como fumar. Ciertos medicamentos también ayudan a impedir que la aterosclerosis empeore.

Sin embargo, la cirugía puede indicarse si la aterosclerosis progresa y no responde a los cambios en el estilo de vida o la medicación. Por ejemplo, puede ser necesaria para abordar una enfermedad arterial de miembros inferiores grave, cuyas complicaciones incluyen:
  • Claudicación (molestia en las piernas causada por circulación deteriorada); y
  • Isquemia crítica de miembros (el flujo sanguíneo impide que los tejidos reciban suficiente oxígeno lo que resulta en dolor, llagas o incluso pérdida de los miembros).
INDICACIONES PREVIAS AL TRATAMIENTO

Antes de realizar la cirugía, el médico determina la presencia de factores de riesgo, como ser, si el paciente fuma, y lo escucha describir sus síntomas. Puede también solicitar estudios para evaluar el grado de bloqueo y la ubicación exacta de los mismos. Estos estudios incluyen:
  • Índice tobillo/braquial (compara la presión arterial de los brazos con la presión arterial de las piernas de una persona).
  • Colesterol en sangre;
  • Arteriografía de contraste, llamada también angiografía (se inyecta una tintura de contraste en las arterias y luego se toman radiografías);
  • Ecografía dúplex; y
  • Angiografía por resonancia magnética (ARM).
QUÉ ESPERAR

Generalmente, antes de una derivación, el cirujano vascular selecciona el injerto de vaso sanguíneo que va a conectar las arterias. Los injertos más efectivos para las derivaciones vasculares de brazo o pierna son las venas de la misma persona. El médico que realiza la cirugía de derivación de pierna elige con frecuencia la vena safena mayor, la vena más grande del cuerpo, que va desde el pie hasta la ingle. Sin embargo, las arterias hechas de telas sintéticas se pueden usar para hacer derivaciones de grandes arterias en el tórax y abdomen.

Para acceder a las zonas de las arterias que serán conectadas por la derivación, el médico hace incisiones en la piel y músculo por encima de las arterias. Luego, el médico hace el corte en la pared de la arteria enferma por debajo del bloqueo con placa (conocido como arteriotomía). En este lugar (conocido como anastomosis), el médico une un extremo del injerto de vaso con suturas permanentes. El otro extremo del injerto de vaso luego es dirigido a través de los músculos, tendones y otras estructuras anatómicas hacia una arteria sana, conocido como el sitio de afluencia. El médico sutura (cose) el extremo de afluencia del injerto a la pared de la arteria de afluencia sana de la misma manera.

El cirujano se asegura que el vaso de la derivación esté alineado correctamente, de modo que no se enrosque, y controla todo signo de goteo. En algunos casos, el médico realiza una arteriografía de terminación para confirmar el éxito del procedimiento.

INDICACIONES POSTERIORES AL PROCEDIMIENTO Y CUIDADO

Luego del procedimiento, la persona puede permanecer en el hospital durante 3 a 10 días dependiendo de lo complicado de la cirugía. La mayoría de las personas que se someten a cirugía de derivación quirúrgica necesitan los cuidados de una enfermera a domicilio, atención de salud domiciliaria, o un terapeuta físico inmediatamente después del alta.

Después del alta, le puede llevar, de 5 semanas a 3 meses recuperarse totalmente de la cirugía.

POSIBLES COMPLICACIONES

Las complicaciones quirúrgicas durante la cirugía de derivación o revascularización varían dependiendo de qué arterias están involucradas en la derivación, y de la edad y condición física de la persona.Las complicaciones menores incluyen inflamación e infecciones en los sitios de incisión.

El riesgo de complicaciones serias, tales como ataque cardiaco o accidente cerebrovascular, es menos del 2 por ciento.

Después de completar la derivación, el médico pronostica la permeabilidad del injerto de vaso, o el tiempo estimado durante el cual se espera que la derivación permanezca bien abierta y funcionando apropiadamente.Los injertos generalmente siguen siendo funcionales durante 10 años o más. Sin embargo, el período de permeabilidad para un injerto de derivación se puede acortar por factores que incluyen:
  • Diabetes mellitus;
  • Presión arterial alta;
  • Aterosclerosis;
  • La longitud y diámetro del injerto de derivación; y
  • Infección o aneurisma del injerto de vaso sanguíneo.
ADAPTACIÓN DEL ESTILO DE VIDA

Las personas que se han sometido a derivación quirúrgica deben visitar el consultorio de su médico todos los años para hacerse un examen y asegurarse de que injerto de derivación permanece abierto.

Las personas con injertos de derivación deberían cambiar su estilo de vida para lograr obtener un éxito a largo plazo del procedimiento. Es importante recordar que la derivación quirúrgica no revierte la aterosclerosis. Solamente restablece la circulación a los tejidos del cuerpo y reduce los síntomas, como la claudicación y las úlceras de piernas. Los cambios que ayudan a bajar los niveles de colesterol en sangre y pueden bajar el riesgo de enfermedad aterosclerótica incluyen:
  • Comer alimentos de bajo contenido de grasa, colesterol y calorías;
  • Hacer ejercicio aeróbico, como caminata activa, durante 20 a 30 minutos, cinco veces a la semana;
  • Bajar de peso; y
  • Dejar de fumar.
Copyright © NorthPoint Domain, Inc. All rights reserved.
This material cannot be reproduced in digital or printed form without the express consent of NorthPoint Domain, Inc. Unauthorized copying or distribution of NorthPoint Domain's Content is an infringement of the copyright holder's rights.
Terms and Conditions   |   Feedback   |   Privacy Statement

Developed and hosted by Cardiology Domain.
© Copyright 2000-2014. NorthPoint Domain Inc. All rights reserved.
ICS-PR-WEB02