Baylor Heart Hospital Plano - Five Star Treatment For Your Heart. And You
 
5-Star Difference
For Patients & Visitors
For Health Professionals
Medical Specialties
Login
Return to the Homepage
Physician Finder
Pre-Registration
Email Executive Leadership
5-Star Careers
My Personal Login
Newsletter Sign-up

Quick Links

  • The Heart Hospital

    Baylor Plano

    1100 Allied Drive
    Plano, TX 75093
  • The Heart Hospital

    Baylor Denton

    2801 S. Mayhill Road
    Denton, TX 76208
  • Appointments and Referrals

    1.800.4BAYLOR
  • For Assistance in Reaching a Patient

    469.81HEART
    (469.814.3278)
  • Toll-Free
    877.814.4488



Colocación de stent en la arteria carótida
 
Información básica
La placa aterosclerótica acumulada en las arterias carótidas puede impedir que la sangre llegue a zonas del cerebro, produciendo una insuficiencia de oxígeno que puede resultar en ataques isquémicos transitorios o accidente cerebrovascular.
Un stent es un tubo delgado de malla de acero que se puede colocar dentro de la arteria para mantenerla abierta y permitir el paso del flujo de sangre pasando los bloqueos por placa.
La colocación de stent en la carótida es un tratamiento nuevo que ofrece un medio eficaz para restablecer el flujo sanguíneo a través de las arterias carótidas bloqueadas.
Las dos arterias carótidas comunes llevan sangre oxigenada desde el corazón a través del cuello hacia cada lado de la cabeza. A medida que las personas envejecen la placa puede acumularse en las arterias. Con el tiempo, estas placas se acumulan en las paredes arteriales mientras que el colesterol circula en la sangre. A medida que las placas se agrandan, las arterias se vuelven angostas y rígidas, proceso que se denomina aterosclerosis o "endurecimiento de las arterias".

Los coágulos de sangre que se forman en la placa pueden causar oclusión o bloqueo, impidiendo que el flujo de sangre llegue al cerebro. El bloqueo puede crear una isquemia o falta de oxígeno causada por flujo sanguíneo insuficiente, que puede causar un accidente cerebrovascular isquémico si el flujo de sangre está lo suficientemente bloqueado.

Las placas ateroscleróticas en las arterias carótidas también pueden aumentar el riesgo de una persona de sufrir un embolismo arterial, el bloqueo súbito de una arteria por un pequeño pedazo de placa suelta o un coágulo sanguíneo suelto.

La colocación de stent en la carótida es un procedimiento en el cual se coloca un tubo diminuto y delgado de malla metálica dentro de la arteria carótida para aumentar el flujo de sangre bloqueado por las placas. El stent se inserta siguiendo un procedimiento llamado angioplastia, en el cual el médico guía un catéter con un balón en la punta hacia la arteria bloqueada. El balón se infla y presiona contra la placa, comprimiéndola y reabriendo la arteria. El objetivo del stent es de sostén para evitar que la arteria se colapse o se cierre nuevamente debido a la placa, después de completar el procedimiento.

¿CUÁNDO SE INDICA EL PROCEDIMIENTO?

La colocación de stent se recomienda para las personas que no pueden someterse a una endarterectomía. La endarterectomía, remoción quirúrgica de placa de la arteria, es el tratamiento estándar para la acumulación grave de placa en la arteria carótida. Sin embargo, para algunas personas, la endarterectomía puede no ser apropiada. Por ejemplo, el procedimiento no es apropiado para personas que no pueden tolerar los efectos secundarios de la anestesia.

Entre las afecciones comunes que hacen que la endarterectomía sea de alto riesgo se citan:
  • Edad avanzada, o la presencia de una enfermedad seria, como un cáncer;
  • Placas ateroscleróticas quirúrgicamente inaccesibles;
  • Haberse sometido a una endarterectomía previamente;
  • Padecer insuficiencia cardiaca congestiva grave o angina inestable; o
  • Problemas con otros vasos sanguíneos en la cabeza.
QUÉ ESPERAR

El catéter transporta el stent hacia la arteria bloqueada.
El catéter transporta el stent hacia la arteria bloqueada.
El objetivo de la angioplastia es la restauración de flujo sanguíneo adecuado (revascularización) a través de la parte afectada del organismo mediante el agrandamiento del vaso sanguíneo desde adentro.

Para colocar el stent, el médico quita el catéter con balón de la angioplastia e inserta un nuevo catéter con un stent cerrado alrededor de un balón desinflado. El catéter que transporta el stent se hace avanzar a través de la arteria hacia la zona de bloqueo. Se infla el balón haciendo que el stent se expanda. Luego se desinfla el balón y se retira el catéter, dejando el stent en su lugar. El stent en una arteria carótida permite que la sangre fluya hacia el cerebro.

El revestimiento liso de la pared arterial posteriormente crece para cubrir el stent y asegurarlo, de modo que no se descoloque. Los stents se dejan en el lugar en forma permanente, y dado que están hechos de acero inoxidable o aleaciones de metales, no se oxidan ni deterioran.

POSIBLES COMPLICACIONES

Los riesgos comúnmente asociados con la colocación de stent carotídeo comprenden:
  • Infección en la incisión del cuello;
  • Lesión a los nervios ubicados cerca de las arterias carótidas;
  • Leve riesgo de accidente cerebrovascular debido a una porción suelta de placa o el bloqueo de una arteria debido a un coágulo sanguíneo durante la cirugía o inmediatamente después.
  • Cierre abrupto de la arteria después de la cirugía;
  • Reestenosis (reaparición de la acumulación de placa) que ocurre después de la colocación del stent en la arteria carótida, impidiendo una futura endarterectomía; o
  • Pueden producirse periodos cortos de presión arterial y frecuencia cardiaca reducidas, los que se tratan con medicamentos.
Quizás el riesgo potencial más serio relacionado con la colocación de stent en la carótida es el riesgo de que una partícula de placa desprendida de la zona, llamada embolismo, bloquee una arteria en el cerebro, causando un accidente cerebrovascular. Este riesgo se minimiza usando pequeños filtros llamados dispositivos de protección de embolia en conjunto con la angioplastia y el stent.

La hiperperfusión o el súbito aumento de flujo sanguíneo a través de una arteria carótida previamente bloqueada y en las arterias del cerebro, suele ocurrir después de la colocación de stent, y puede causar un accidente cerebrovascular hemorrágico. Si bien es un riesgo de la colocación del stent, es más probable que ocurra debido a procedimientos quirúrgicos más invasivos.

La colocación de stent carotídeo, aunque es generalmente seguro y menos invasivo que la endarterectomía, sigue siendo un campo en evolución. Los primeros estudios controlados y aleatorios que comparaban la cirugía con la angioplastia carotídea y la colocación de stent fue informada en la American Heart Association (Asociación Estadounidense del Corazón) en noviembre de 2002 y demostró los beneficios significativos de la colocación de stent por sobre la cirugía para reducir los episodios adversos en un mes para los pacientes de 'alto riesgo'. Se necesitan datos más completos y cierto perfeccionamiento de los dispositivos usados durante el procedimiento para que la colocación de stent pueda ser considerada el tratamiento primario para las arterias carótidas bloqueadas.

Copyright © NorthPoint Domain, Inc. All rights reserved.
This material cannot be reproduced in digital or printed form without the express consent of NorthPoint Domain, Inc. Unauthorized copying or distribution of NorthPoint Domain's Content is an infringement of the copyright holder's rights.
Terms and Conditions   |   Feedback   |   Privacy Statement

Developed and hosted by Cardiology Domain.
© Copyright 2000-2014. NorthPoint Domain Inc. All rights reserved.
ICS-PR-WEB01