Baylor Heart Hospital Plano - Five Star Treatment For Your Heart. And You
 
5-Star Difference
For Patients & Visitors
For Health Professionals
Medical Specialties
Login
Return to the Homepage
Physician Finder
Pre-Registration
Email Executive Leadership
5-Star Careers
My Personal Login
Newsletter Sign-up

Quick Links

  • The Heart Hospital

    Baylor Plano

    1100 Allied Drive
    Plano, TX 75093
  • The Heart Hospital

    Baylor Denton

    2801 S. Mayhill Road
    Denton, TX 76208
  • Appointments and Referrals

    1.800.4BAYLOR
  • For Assistance in Reaching a Patient

    469.81HEART
    (469.814.3278)
  • Toll-Free
    877.814.4488



Endarterectomía carotídea
 
Información básica
La acumulación de placa aterosclerótica en las arterias carótidas puede causar bloqueo completo del flujo sanguíneo o puede romperse en pequeñas partículas flotantes que pueden resultar en ataques isquémicos transitorios o accidente cerebrovascular.
La remoción quirúrgica del revestimiento interno de la arteria carótida que contiene depósitos de placa se denomina endarterectomía carotídea.
La endarterectomía carotídea es un tratamiento seguro y durable que se ha demostrado que previene el accidente cerebrovascular.
Las dos arterias carótidas comunes llevan sangre oxigenada desde el corazón a través del cuello hacia cada lado de la cabeza. Cada arteria principal se ramifica en arterias carótida interna y carótida externa. La arteria carótida interna es la rama importante porque continúa hacia el cerebro. La arteria carótida externa es una de las principales arterias que proveen de sangre a la cara y al cuero cabelludo.

A medida que las personas envejecen se puede acumular placa aterosclerótica en las arterias. Con el tiempo, estas placas se acumulan en las paredes arteriales mientras que el colesterol circula en la sangre. A medida que las placas se agrandan, las arterias se vuelven angostas y rígidas, proceso que se denomina aterosclerosis o "endurecimiento de las arterias". Es típico ver la acumulación de placa en la arteria carótida, en el punto donde se ramifica en arteria carótida interna y externa y en su origen, o parte inferior, de la arteria carótida interna.

Los coágulos de sangre que se forman en la placa pueden causar oclusión o bloqueo, impidiendo que el flujo de sangre llegue al cerebro. El bloqueo puede crear una isquemia o falta de oxígeno causada por el flujo sanguíneo insuficiente, lo cual puede causar un accidente cerebrovascular isquémico si el flujo de sangre está lo suficientemente bloqueado.

Las placas ateroscleróticas en las arterias carótidas también pueden aumentar el riesgo de una persona de sufrir un embolismo arterial, el bloqueo súbito de una arteria por un pequeño pedazo de placa suelta o un coágulo sanguíneo suelto.

La endarterectomía es un tratamiento para las arterias carótidas que están parcialmente bloqueadas por placa aterosclerótica y se hace usualmente cuando el grado de bloqueo parcial es lo suficientemente grave para que exista una amenaza de accidente cerebrovascular. La endarterectomía es el procedimiento quirúrgico vascular más frecuentemente realizado. Cuando el procedimiento es realizado por cirujanos competentes y experimentados, sus riesgos y beneficios son reconocidos para las personas con o sin síntomas de ataque de isquemia transitoria (AIT).

Izquierda, un angiograma muestra una arteria carótida interna que está lo suficientemente angostada por acumulación de placa como para que constituya una amenaza de accidente cerebrovascular. Derecha, el angiograma muestra la misma arteria carótida después de que los médicos realizaran una endarterectomía carotídea.
Izquierda, un angiograma muestra una arteria carótida interna que está lo suficientemente angostada por acumulación de placa como para que constituya una amenaza de accidente cerebrovascular. Derecha, el angiograma muestra la misma arteria carótida después de que los médicos realizaran una endarterectomía carotídea.
¿CUÁNDO SE INDICA EL PROCEDIMIENTO?

Los médicos realizan endarterectomía en base a la confirmación del bloqueo causado por placa en la arteria carótida y al considerar otros factores, tales como antecedentes de AIT o accidente cerebrovascular previo, y el estado de otros vasos que proveen sangre al cerebro en cada persona.

Comúnmente se indica endarterectomía carotídea cuando:
  • Las personas han tenido AIT o accidente cerebrovascular leve o moderado dentro de los últimos seis meses, y tienen una estenosis (bloqueo) arterial de la carótida de entre 50 y 69 por ciento; o
  • La presencia de grados graves de bloqueo incluso sin síntoma alguno de advertencia.
La endarterectomía carotídea también se puede recomendar previo a una cirugía cardiaca si hay bloqueo grave o en combinación con una cirugía requerida de derivación arterial coronaria.

La endarterectomía puede no ser apropiada para personas en quienes la cirugía constituye un riesgo significativamente aumentado, tales como:
  • Personas de muy avanzada edad, o quienes han tenido una enfermedad grave, como ser, un cáncer no controlado;
  • Las personas con placas ateroscleróticas quirúrgicamente inaccesibles; y
  • Las personas con problemas en otros vasos sanguíneos de la cabeza, como ser, un aneurisma cerebral.
TRATAMIENTO PRELIMINAR

Antes de la endarterectomía, el médico puede indicar los siguientes estudios para verificar la acumulación de placa dentro de las arterias:
  • Ecografía dúplex;
  • Angiografía; o
  • Arteriografía por resonancia magnética.
QUÉ ESPERAR

Antes de la operación, el médico higieniza y afeita la piel del cuello para evitar una infección. Se le puede administrar anestesia general al paciente, o puede permanecer despierto con un anestésico local para anestesiar la zona del cuello.

El cirujano hace una incisión a lo largo de un lado del cuello y dirige la incisión hacia abajo hasta exponer la arteria carótida bloqueada. Luego retracta o lleva hacia atrás la vena yugular, así como los nervios que llevan al oído, la lengua y las cuerdas vocales. Las partes de las arterias carótidas común, externa e interna afectadas por acumulación de placa se separan del tejido circundante y son pinzadas para detener temporalmente el flujo sanguíneo a través de las mismas.

Una vez que las arterias están pinzadas, el cirujano hace la incisión, llamada arteriotomía, directamente en la zona de la arteria carótida bloqueada por placa. Durante el tiempo que la arteria carótida está abierta y pinzada, la sangre no fluye a través de la arteria. Se usa a menudo una derivación vascular temporal, llamada fístula (shunt) para transportar el flujo sanguíneo alrededor de la arteria que está siendo reparada. Durante el procedimiento, el cerebro obtiene su provisión de sangre desde la carótida común del otro lado del cuello y de otros vasos sanguíneos.

El cirujano luego extirpa o limpia la placa carotídea entera quitando el revestimiento interno de la zona enferma de la arteria. Una vez que los depósitos de placa son extirpados de las arterias carótidas, se cierra la arteriotomía. El cierre se puede hacer ya sea con suturas que unen los bordes de la arteriotomía, o con un parche, de material prostético, o un injerto de vena que se sutura en el espacio hecho por la arteriotomía, ensanchando apenas la arteria. Se quitan las pinzas de la arteria y el cirujano detiene todo sangrado. Se cierra luego la incisión y así se completa endarterectomía.

El procedimiento lleva por lo general alrededor de dos horas.

INDICACIONES POSTERIORES AL TRATAMIENTO

Luego del procedimiento, el paciente puede permanecer uno o dos días en el hospital. Durante la internación, el médico monitorea al paciente para asegurarse del funcionamiento normal del cerebro, mantener la presión arterial y observar cualquier signo de sangrado de la zona del cuello.

Luego del alta, los médicos recomiendan que el paciente:
  • Limite la actividad física durante varias semanas;
  • Evite conducir autos; y
  • Comunique cualquier cambio en la función cerebral, dolores de cabeza intensos, o inflamación del cuello.
El paciente por lo general puede retomar su actividad habitual varias semanas después de la operación.

La reestenosis o rebloqueo de la arteria carótida ocurre en aproximadamente el seis por ciento de los pacientes. Para prevenir la reestenosis, el médico recomienda cambios en el estilo de vida, entre ellos:
  • Mantener un peso ideal;
  • Hacer ejercicio con regularidad; y
  • Evitar alimentos que son ricos en colesterol y en grasas saturadas.
POSIBLES COMPLICACIONES

Aunque la endarterectomía carotídea es eficaz para reducir la probabilidad de futuros accidentes cerebrovasculares, existe un riesgo de complicaciones serias tales como el accidente cerebrovascular durante el procedimiento. El riesgo puede oscilar entre el uno y el tres por ciento.

Otro riesgo reconocido de la endarterectomía carotídea es la lesión a los nervios del cuello. En la mayoría de los casos, la disfunción nerviosa puede ser causada en forma temporal por inflamación o estiramiento y desaparece sola dentro de las dos semanas.

Los factores que aumentan el riesgo de complicaciones comprenden:
  • Bloqueo arterial extensivo en otros vasos sanguíneos;
  • Hipertensión mal controlada;
  • Previo accidente cerebrovascular en algún lado del cerebro; o
  • Diabetes.
Copyright © NorthPoint Domain, Inc. All rights reserved.
This material cannot be reproduced in digital or printed form without the express consent of NorthPoint Domain, Inc. Unauthorized copying or distribution of NorthPoint Domain's Content is an infringement of the copyright holder's rights.
Terms and Conditions   |   Feedback   |   Privacy Statement

Developed and hosted by Cardiology Domain.
© Copyright 2000-2014. NorthPoint Domain Inc. All rights reserved.
ICS-PR-WEB01