Baylor Heart Hospital Plano - Five Star Treatment For Your Heart. And You
 
5-Star Difference
For Patients & Visitors
For Health Professionals
Medical Specialties
Login
Return to the Homepage
Physician Finder
Pre-Registration
Email Executive Leadership
5-Star Careers
My Personal Login
Newsletter Sign-up

Quick Links

  • The Heart Hospital

    Baylor Plano

    1100 Allied Drive
    Plano, TX 75093
  • The Heart Hospital

    Baylor Denton

    2801 S. Mayhill Road
    Denton, TX 76208
  • Appointments and Referrals

    1.800.4BAYLOR
  • For Assistance in Reaching a Patient

    469.81HEART
    (469.814.3278)
  • Toll-Free
    877.814.4488



Trastornos de los lípidos
 
Información básica
Los trastornos de los lípidos son problemas con las diversas formas de grasa que son transportadas en el torrente sanguíneo.
Los niveles anormales de lípidos en la sangre pueden ser causados por factores genéticos, factores relacionados con el estilo de vida o una combinación de ambos.
Los trastornos de los lípidos contribuyen a la aterosclerosis, o la acumulación de depósitos de grasa y de placas cargadas de colesterol en las paredes de las arterias cardiacas.
Lípido es el término científico para las grasas en la sangre, y el término se usa para describir ácidos grasos, grasas neutras, ceras y esteroides. Los dos principales tipos de lípidos que afectan la enfermedad cardiaca son los ácidos grasos y el colesterol. Cuando tres moléculas de ácido graso se combinan con glicerol, forman los triglicéridos; cuando se combinan con colesterol forman los ésteres de colesterol; y cuando se combinan con fósforo forman los fosfolípidos.

A medida que las personas envejecen, las arterias coronarias pueden desarrollar aterosclerosis, o endurecimiento de las arterias, la acumulación de depósitos grasos y placa cargada de colesterol en las paredes arteriales. La enfermedad cardiaca coronaria, o ECC, se diagnostica cuando la acumulación de placa dentro de la arteria coronaria se hace tan grande que puede obstruir el flujo de sangre al corazón.

Los lípidos no se disuelven en agua. Para que el colesterol y los ácidos grasos sean transportados en la sangre y usados en las células, el cuerpo debe usar un tipo de proteína llamada apoproteína para transportar los lípidos a través de la sangre y al interior de las células. Estas grasas ligadas a proteínas se llaman lipoproteínas, y cuando los médicos hablan de trastornos de los lípidos, generalmente se refieren a problemas con las cantidades de estas lipoproteínas en la sangre.

Cada lipoproteína contiene colesterol, ésteres de colesterol, triglicéridos, fosfolípidos, vitaminas y apoproteínas. Las lipoproteínas se agrupan en diferentes clases en base a su densidad, o según cuán apretadas entre sí estén agrupadas estas diferentes sustancias. Las clases de lipoproteína son:
  • Lipoproteínas de alta densidad (HDL): Llamado colesterol bueno, la HDL toma el exceso de colesterol en la sangre y lo transporta hasta el hígado donde es degradado y expulsado del cuerpo.
  • Lipoproteínas de baja densidad (LDL): Llamado colesterol malo, la LDL transporta colesterol y lo deposita en los tejidos del cuerpo para ser usado en la reparación celular o para niveles altos de energía de LDL.
  • Lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL): Formado principalmente por un núcleo de triglicéridos, con pequeñas cantidades de proteínas y colesterol, las partículas de VLDL circulan en la sangre, los triglicéridos son absorbidos por las células para energía, dejando remanentes de proteína y colesterol.
Entre los trastornos de los lípidos se encuentran:
  • Colesterol primario elevado (niveles de LDL más altos de 130 miligramos por decilitro, o mg/dL);
  • El síndrome dislipidémico (también llamado síndrome x, un grupo de factores de riesgo que aumenta significativamente el riesgo de sufrir una ECC);
  • Triglicéridos primarios elevados (nivel de triglicérido tan alto como 1500 mg/dL);
  • Síndromes primarios de baja HDL (también llamado dislipidemia o dislipoproteinemia), en el que la HDL es menor de 35 mg/dL;
  • Hiperlipidemia o colesterol alto;
  • Hipercolesterolemia familiar, (trastorno genético que aumenta el colesterol total y la LDL); y
  • Hipertrigliceridemia familiar, triglicéridos altos heredados.
CAUSAS Y FACTORES DE RIESGO

La genética y el estilo de vida pueden afectar los niveles de lípidos en sangre. Algunas personas sufren de trastornos lipídicos que son una combinación de problemas genéticos y factores relacionados con el estilo de vida.

Los factores relacionados con el estilo de vida que aumentan los niveles de colesterol incluyen una dieta rica en alimentos grasos y colesterol, y la falta de ejercicio, que puede reducir el nivel de HDL en la sangre.

Algunas personas tienen trastornos lipídicos causados por otros trastornos o enfermedades, llamados trastornos lipídicos secundarios, entre ellos:
  • Diabetes mellitus;
  • Hipotiroidismo;
  • Enfermedad hepática obstructiva; e
  • Insuficiencia renal.
Los trastornos de los lípidos también pueden ser causados por el uso de esteroides.

DIAGNÓSTICO

Para diagnosticar un trastorno de los lípidos, el médico estudia la cantidad de lípidos en la sangre de una persona y compara los resultados con los valores establecidos, los cuales muestran si el nivel de lípidos de una persona es lo suficientemente anormal para instituir tratamiento.

METODOLOGÍA DEL TRATAMIENTO

Para las personas en alto riesgo de enfermedad cardiaca o que ya han desarrollado enfermedad cardiaca coronaria, los niveles de lípidos a los que deberían apuntar son:
  • Colesterol total de menos de 200 mg/dL;
  • Triglicéridos totales de menos de 150 mg/dL;
  • LDL de menos de 100 mg/dL; y
  • HDL de 40 mg/dL o más.
Para alcanzar estos objetivos, los médicos primero recomiendan la modificación del estilo de vida, como la reducción de grasa saturada en la dieta y bajar de peso.

Si los cambios en el estilo de vida no reducen los niveles de lípidos lo suficiente, los médicos recetan medicamentos que reducen los lípidos, incluyendo:
  • Estatinas;
  • Secuestrantes de ácidos biliares;
  • Fibratos; y
  • Niacina (Vitamina B3).
Las personas con diabetes deberían evitar la niacina.

Copyright © NorthPoint Domain, Inc. All rights reserved.
This material cannot be reproduced in digital or printed form without the express consent of NorthPoint Domain, Inc. Unauthorized copying or distribution of NorthPoint Domain's Content is an infringement of the copyright holder's rights.
Terms and Conditions   |   Feedback   |   Privacy Statement

Developed and hosted by Cardiology Domain.
© Copyright 2000-2014. NorthPoint Domain Inc. All rights reserved.
ICS-PR-WEB01