Baylor Heart Hospital Plano - Five Star Treatment For Your Heart. And You
 
5-Star Difference
For Patients & Visitors
For Health Professionals
Medical Specialties
Login
Return to the Homepage
Physician Finder
Pre-Registration
Email Executive Leadership
5-Star Careers
My Personal Login
Newsletter Sign-up

Quick Links

  • The Heart Hospital

    Baylor Plano

    1100 Allied Drive
    Plano, TX 75093
  • The Heart Hospital

    Baylor Denton

    2801 S. Mayhill Road
    Denton, TX 76208
  • Appointments and Referrals

    1.800.4BAYLOR
  • For Assistance in Reaching a Patient

    469.81HEART
    (469.814.3278)
  • Toll-Free
    877.814.4488



Terapias Antiarrítmicas
 
Información básica
La arritmia es un trastorno o anormalidad en el ritmo o frecuencia del latido cardiaco de una persona.
El tratamiento de la arritmia está destinado a eliminar las arritmias tratando la causa subyacente de las arritmias para prevenir las condiciones que las producen, y manejar los respectivos síntomas.
Los medicamentos comunes usados para tratar las arritmias comprenden betabloqueantes, bloqueantes de los canales del calcio, digitálicos (digital), y una categoría de drogas conocida como "agentes antiarrítmicos".
La arritmia es un cambio en el ritmo o frecuencia normal del corazón. Las arritmias se clasifican por su ubicación en el corazón y por su velocidad o ritmo. La arritmia auricular o supraventricular es una anormalidad en el ritmo que ocurre en una de las dos cámaras superiores del corazón, la aurícula derecha o izquierda. La arritmia ventricular se origina en los ventrículos y puede interferir con la capacidad del corazón de bombear sangre hacia el organismo. Es una arritmia potencialmente peligrosa, pero en algunas circunstancias, especialmente en ausencia de enfermedad cardiaca estructural, puede ser benigna.

La arritmia puede requerir tratamiento cuando ocurre en forma repetida en el tiempo o causa síntomas como palpitaciones, mareo, desvanecimiento (síncope), dificultad para respirar o dolor de pecho.

QUÉ ESPERAR

Una vez que el médico ha registrado una arritmia y ha determinado su ubicación en el corazón, puede decidir si es necesario el tratamiento, y si es así, qué opción de tratamiento es la más apropiada. Cuando se trata de arritmias, los médicos consideran si un problema cardiaco subyacente como una enfermedad cardiaca, un antiguo ataque cardiaco o una enfermedad de la válvula están contribuyendo a la arritmia. También evalúan trastornos tales como isquemia (falta de oxígeno al corazón) o anormalidades metabólicas o de los electrolitos, las cuales pueden afectar cualquier problema cardiaco subyacente, y determinan si el paciente prefiere terapia con medicamentos u otros métodos de tratamiento.

Con el objeto de establecer el tratamiento, los médicos consideran dos clasificaciones de arritmias: las arritmias ambientales, o provocadas y las arritmias sostenidas.

Las arritmias provocadas incluyen contracciones auriculares prematuras (CAPs) y complejos ventriculares prematuros (CVPs).

Dentro de las arritmias sostenidas se encuentran:
  • Fibrilación auricular,
  • Taquicardia supraventricular,
  • Fibrilación ventricular, y
  • Taquicardia ventricular.
Los objetivos del tratamiento antiarrítmico son evitar o eliminar las arritmias mediante el tratamiento de la causa subyacente de arritmia. Los médicos también buscan evitar los trastornos que contribuyen a las arritmias, tales como la isquemia y los desequilibrios metabólicos en el músculo cardiaco, y manejar síntomas serios como mareos, dificultad para respirar, fatiga y dolor de pecho.

Cuando se requiere tratamiento médico para eliminar una arritmia auricular, los médicos deciden qué medicamentos usar en base a los riesgos y efectos sobre la calidad de vida de la arritmia, la presencia de cualquier enfermedad subyacente, la gravedad de los síntomas de la persona y el riesgo de efectos secundarios. Dentro de los medicamentos comunes se encuentra una categoría de drogas conocida como "agentes antiarrítmicos", betabloqueantes, bloqueantes de los canales del calcio y digitálicos (digital).

Agentes antiarrítmicos: Estos medicamentos afectan la actividad eléctrica de la frecuencia cardiaca haciendo más lenta la conducción de los impulsos nerviosos a través del tejido cardiaco o alargando el tiempo entre dos latidos consecutivos. Ciertos agentes antiarrítmicos no se usan en personas que padecen insuficiencia cardiaca congestiva.

Betabloqueantes: Los betabloqueantes bloquean el efecto de la adrenalina y son eficaces para la disminución y regularización del ritmo cardiaco.

Los efectos secundarios de los betabloqueantes son:
  • Depresión;
  • Vértigo;
  • Debilidad;
  • Fatiga;
  • Mareo;
  • Disfunción sexual; y
  • Trastornos del sueño.
Bloqueantes de los canales del calcio: Los bloqueantes de los canales del calcio impiden que los átomos de calcio penetren en el tejido del músculo cardiaco. Esto hace que los músculos se contraigan con menos vigor y respondan con menor intensidad a las señales eléctricas que causan la contracción muscular. Esta acción también dilata (ensancha) los vasos sanguíneos y disminuye la presión sanguínea. Los bloqueantes de los canales del calcio también hacen más lenta la conducción a través del nódulo auriculoventricular (nódulo A-V), lo cual los hace útiles para ciertos tipos de arritmias.

Los efectos secundarios de los bloqueantes de los canales del calcio son:
  • Estreñimiento;
  • Fatiga;
  • Sofocación;
  • Hinchazón;
  • Acidez;
  • Vértigo;
  • Náuseas;
  • Presión arterial baja; y
  • Dolor de cabeza.
Digital: El digital regula la frecuencia y el ritmo cardiaco haciendo más lenta la transmisión de impulsos eléctricos desde las aurículas a los ventrículos. También vigoriza la fuerza de las contracciones cardiacas, lo que puede mejorar la circulación. Algunos medicamentos antiarrítmicos pueden ser peligrosos para los pacientes que tienen implantado un marcapasos o que se someten a una cirugía incluso la cirugía odontológica. Las personas deberían ser conscientes de que la cafeína puede reducir la efectividad de los medicamentos antiarrítmicos.

En algunos casos como las arritmias que no se pueden tratar con medicación, los médicos pueden usar procedimientos quirúrgicos o intervencionistas para controlar la arritmia. Estos procedimientos pueden ser:
  • Ablación por catéter con radiofrecuencia, y
  • El procedimiento de MAZE, un procedimiento quirúrgico.
Copyright © NorthPoint Domain, Inc. All rights reserved.
This material cannot be reproduced in digital or printed form without the express consent of NorthPoint Domain, Inc. Unauthorized copying or distribution of NorthPoint Domain's Content is an infringement of the copyright holder's rights.
Terms and Conditions   |   Feedback   |   Privacy Statement

Developed and hosted by Cardiology Domain.
© Copyright 2000-2014. NorthPoint Domain Inc. All rights reserved.
ICS-PR-WEB01